PortadadeDestrozer.jpg

Sonando a los noventa: Mole promete el retorno

Textos: Miriela Fernandez Lozano

Fotos: Band's courtesy 

Alex Jorge “Mole” ha sido un músico incansable. En la escena del rock y del metal extremo cubano es conocido sobre todo por su trabajo de más larga duración: la banda MEPHISTO, primera en integrar sonidos del Black metal sinfónico en la isla y activa desde 1996 hasta hoy en la provincia Holguín. No obstante, en paralelo, Mole ha mantenido otros proyectos. Recientemente se han difundido los videos de JEFFREY DAHMER que, inclinado al brutal Death, da cuenta del amplio arco musical dentro del metal en el que puede moverse este guitarrista, bajista y compositor.

En el 2019, Mole saldó una deuda con la memoria del metal cubano y con su propia experiencia en esa escena. Por esa fecha concluyó el remake de DESTROZER, el grupo con el que debutó como metalero en Holguín y en toda Cuba a inicios de los noventa. Aunque su primera alineación fue MORBO, orientada al Thrash, el impacto del Death Metal lo hizo cambiar hacia esos sonidos. En medio del rechazo al metal extremo existente en esa ápoca hasta en el propio ambiente del rock, DESTROZER se presentó “arrancando cabezas” en la Ciudad de los Parques; en el festival de Caibarién (Villa Clara), y también en el Anfiteatro de Marianao (La Habana). Con los cinco temas del Blaspheme Orgies —que a partir de esta nueva grabación se ha diseminado digitalmente y está a punto de salir en formato físico—se recuperan sonidos del nacimiento del metal más duro en el país. Pero, Mole no se queda ahí. Al mismo tiempo, ha venido trabajando en la regrabación de DYING FOREST, un proyecto de estilo Doom que también creó en ese tiempo.

Mole.jpg

A propósito de este retorno a los noventa, considerada por muchos la época más experimental y gloriosa del metal que ha sonado en Cuba, hablé con Mole. Las preguntas se enfocan en conocer más sobre la historia de este músico holguinero y se enclavan, precisamente, en ese período.

¿Fue al involucrarte en la escucha y el ambiente del rock que decidiste aprender guitarra o cómo empezaste a estudiarla? “… Mi hermano era el que tenía inclinaciones musicales. Estudió música un tiempo, tocó en un grupo de salsa cuando estaba becado. Yo era dibujante y caricaturista. Todo el mundo pensaba que iba a ser pintor, pero no. Y no tenía intenciones de tocar ningún instrumento hasta que conocí el rock. Ya no me bastaba escuchar la música ni asumir la estética rockera. Escuchando a mis grupos favoritos se me ocurrían cosas y me imaginaba arriba del escenario al igual que ellos, y me dije “yo tengo que llegar a eso”. Un día me acerqué a mi hermano y le dije: “quiero que me enseñes a tocar guitarra”, y por ahí empezó la cosa. Con el tiempo me di cuenta de que tenía talento para la composición. Nunca llegué al nivel que debería como instrumentista porque nunca tuve un entrenamiento como tal, todo lo aprendí preguntando y dándole a las cuerdas y todavía no sé muchas cosas, pero en la composición es donde me he desarrollado de verdad…”

¿Qué te impacta del metal extremo en una época en que para muchos esa música era “ruido”, con componentes más radicales en comparación con el rock y el heavy metal que se escuchaba en Holguín? “… Siempre quise más, parece que mi destino era llegar al metal extremo. Consumí lo más radical que pude de ese género. Aborrecí el Glam que llegó después. Yo quería más velocidad, más violencia. Llegó un momento en que ya me parecía poco. Ahora de vez en cuando escucho algo de Heavy, del cual guardo unos cuantos álbumes, y me pongo nostálgico. Todavía sigo a algunos de mis antiguos héroes, como MAIDEN y JUDAS PRIEST…”

“… El Thrash no fue aceptado inmediatamente. La gente rechazaba a METALLICA, me señalaban por eso, pero cuando le cogieron el gusto se formó casi un culto, una religión en torno a METALLICA que todavía dura hoy, aquí y en el mundo entero. Pero, esa calurosa acogida trajo un elemento negativo, no exploraron el género a fondo, por lo que de METALLICA, ANTHRAX y MEGADETH no pasaron…”

¿Cuáles fueron los primeros discos de Death metal que escuchaste? “… DEATH, OBITUARY, MORBID ANGEL, TERRORIZER, NAPALM DEATH, CARCASS. Fíjate, ya esto está cogiendo peso. Te menciono esos nombres y ya sabes que llegaron los jinetes del apocalipsis. La reacción de nosotros fue de asombro y deslumbramiento…”

Me contaste que el primer impacto del Death metal en ustedes fue a través de unos casetes llegados de La Habana. ¿Cómo hacían para conseguir nuevos álbumes en Holguín? “… Perseguimos esa música. Era la época de las compilaciones y nos llegaban variados extremos que contenían verdaderos zoológicos, con nombre bizarros como DEFECATION, MAMUT, HITLER (Grindcore), CANCER, y mil locuras más. El Death metal y el Grind  me llegaron al mismo tiempo, ya sabes, los productos de la Earache Records de UK. Era ya la apoteosis, el fin del mundo. Ahí sí nos convertimos en unos apestados, unos escandalosos. Escuchar eso en nuestras casas era una batalla, ni los propios rockeros entendían eso. A Holguín llegaban revistas del extranjero y la gente las desarmaban y vendían los posters y las fotos, un verdadero negocio. A mí me regalaban todo lo extremo, nadie quería eso, así que me salvé…”

No obstante, estuviste en CUERPO Y ALMA, un grupo fundado en 1991, pero sin intenciones de entrar al universo del metal extremo. “… No duré nada en ese proyecto, enseguida me di cuenta de que no era lo que yo quería, sin contar con que no era de mi autoría. Me buscaron porque yo tocaba “algo”. Ahí estaba también Fofi (Rodolfo Ricardo) que no era el guitarrista que es ahora. Lo que necesitaba vino después….”

¿Cómo conformaste MORBO? “… Empezamos con un grupo de amigos que nos reuníamos a escuchar música. Antes de eso lo intenté con otro grupo de amigos por los años 80 que igual nos reuníamos a escuchar música, pero estos no tenían talento para eso, aunque sí el deseo, incluso uno de ellos llegó a armar una batería, pero no le sirvió de nada, no tenía el don. En el segundo círculo de amistades, por decirlo de alguna forma, si había gente con oído musical. Con esto te revelo que nunca he tenido un círculo de amistad fijo; por mi carácter de lobo solitario, he quemado miles de etapas con un montón de gente.

Destrozermúsicos.jpeg

¿Cuándo decides hacer DESTROZER? “… DESTROZER fue el seguimiento de MORBO, con remodelaciones de alineación y estilo, por eso pongo la fecha de fundación en 1990, que fue el año de fundación de MORBO, el cual duró solo unos meses de ensayo. MORBO nunca debutó en vivo. Fue una época de lucha por mantener una alineación y por pulir el estilo. DESTROZER vino a adquirir la perfección con la entrada de Francesco Martínez y Gustavo Adolfo….”

¿Cómo conseguiste tu guitarra en esos tiempos difíciles? “… Tuve primero una guitarra rusa de marca Ural, barata. Luego una Musima Deluxe; luego una Lead Star copia Fender; después una Stinger, todavía la conservo, y ahora una B.C. Rich, regalo de un amigo holguinero radicado en U.S.A., y un bajo Yamaha, cortesía del proyecto C.F.C (Containers for Cuba) ¿Cómo lo conseguí? Con esfuerzo, ahorro y amistad….”

Teniendo en cuenta la importancia de la tecnología para tocar metal extremo, ¿cómo hacían en esa época? “… Con amplificadores inventados. La grabación del primer demo se realizó en la Casa de la cultura con una consola 1060 alemana y  una grabadora de cinta, grabación que luego pasé a casete y años más tarde a digital….”

¿Dónde lograron hacer los ensayos de Destrozer? “… Primero en casa de Marcel Soca, luego en un local de ensayo que se hizo en lo que ahora es el Salón Benny Moré. Varios grupos unimos nuestros equipos y conveníamos horarios de ensayo para cada uno. El lugar también se convirtió en sitio de fiestas y fornicatorio…”

En los noventa no todos los integrantes de bandas de metal eran devotos de esa música. En DESTROZER, por ejemplo, hubo miembros de ABSTRACTO. ¿Cómo hacían para nivelar gustos y, al mismo tiempo, sonar extremos? “… Había que tirar con lo que había. Yo me he pasado la vida tocando con músicos de diferentes gustos musicales, nunca he tenido una banda donde todos sean amantes del género que se está haciendo. Lo que pasa es que se dan cuenta de que el proyecto suena bien, tiene valor y tiene buenos resultados y entonces me siguen la corriente. Yo hacía la mayor parte, pero de vez en cuando los demás me salían con ideas válidas que se insertaban, o simplemente cada cual hacía sus arreglos…”

Jeffrey Dahmer.jpg

¿Qué querías con DESTROZER? ¿Bajo qué visiones, deseos y sentimientos diste vida a esa banda? “… Tocar Death metal satánico, influenciado por bandas como DEICIDE, IMMOLATION, LUCIFERION, etc. Era la primera vez que en Holguín se veía la batería con doble bombo, el uso del blast-beast y la voz gutural. Los demás músicos creían que estábamos locos…”

¿Qué recuerdas del debut en el festival de Caibarién en 1994? “… Ese fue el debut nacional. Bueno, había mucha expectativa, algunos se burlaban de la banda de Oriente, pensaban que íbamos a hacer una basura. ¿Death metal en Oriente?, decían. Cuando tocamos a todo el mundo se le cayó la quijada, un poco más y nos llevan cargados. La voz se corrió por todo el país, lo que valió para que años después fuéramos invitados a la capital…”

“… Me sentía en un concierto de verdad, con bandas haciendo metal de verdad. Estaba harto de los juegos de niños en Holguín, de esos conciertos rocanroleros demasiado atrasados para como estaba el mundo entonces. En Caibarién vi ambiente metalero real y grupos de metal reales. Salir de la provincia hizo que dejara el estancamiento al que estábamos condenados en Holguín…”

Fue en 1996 que se presentaron en el Anfiteatro de Mariano en la capital. “… En La Habana había un movimiento rockero que hoy día no existe, allí el recibimiento fue apoteósico. Los metaleros luchaban además por su espacio en la ciudad. Una época linda…”

En esa etapa, un poco anterior al surgimiento de MEPHISTO, también creas DYING FOREST ¿Qué diferencias hubo entre este proyecto y DESTROZER? “… DYING FOREST es la antítesis de DESTROZER. Las letras son románticas, góticas, de amor, aunque con un giro pesimista y existencialista. Lo hice inspirado en una muchacha que conocí en un centro turístico y a quien jamás he vuelto a ver. En vez de escribir un poema lo que hice fue música. Por supuesto, no iba a componer baladas, por eso elegí el estilo metalero más cercano a mis aspiraciones: el Doom metal. Estaba descubriendo en esa época a CATHEDRAL y MY DYING BRIDE. La grabación fue horrible, con una grabadora de un amigo que descubrí que podía mezclar lo que se grababa de un casete a otro junto a lo captado del micrófono. Así que hice cinco tomas. DESTROZER era una banda adelantada a su época. No era solo Death, era Death-grind. Estaba bastante buena…”

¿Por qué crees que no cambió la aceptación a DESTROZER en Holguín en esos primeros años de los noventa? “… Fue aceptada en Occidente, donde existía más desarrollo, donde se sabía más de la música extrema, pero en Oriente siempre fuimos unos parias, la gente aceptaba más a S.O.S. DESTROZER murió siendo un grupo incomprendido…”

No obstante, paulatinamente hubo cambios en Holguín hacia la escucha de lo extremo en esa década. “… SEPULTURA rompió el hielo y la gente comenzó a acostumbrarse a las voces guturales. Todo fue poco a poco. Así y todo, la gente saltó directo al new metal y a estilos inclasificables como el de SLIPKNOT. Estoy hablando de Holguín. En Santiago los gustos musicales sí eran extremos. Fue la segunda fuente para conseguir música. Muchos de los santiagueros recorrían el país buscando Lps. Nosotros seguimos sin claudicar. Después sí empezaron a ponerle la vista a Holguín. Entonces fue que se hizo el primer festival en la ciudad (Metal HG 1997) y vino gente de otras provincias a conocer la nuestra, a conocer la escena metalera de Holguín. Comenzaron a surgir más roqueros aquí. Se puso bueno esto…”

happy thanksgiving
happy thanksgiving

press to zoom
Scriptorium-Music Raid Bundle
Scriptorium-Music Raid Bundle

Advertise here

press to zoom
Scriptorium Store
Scriptorium Store

Scriptorium Store

press to zoom
happy thanksgiving
happy thanksgiving

press to zoom
ENTUNDRA
ENTUNDRA

press to zoom
LORD OF THE HORNS
LORD OF THE HORNS

Lord of the Horns

press to zoom
FIRE HAZE
FIRE HAZE

Fire Haze debut album

press to zoom
ENTUNDRA
ENTUNDRA

press to zoom
Scriptorium-Music Raid Bundle
Scriptorium-Music Raid Bundle

Advertise Here

press to zoom
TIME TO KILL
TIME TO KILL

Thrash Punk metal band

press to zoom
Scriptorium Store
Scriptorium Store

Scriptorium Store

press to zoom
Scriptorium-Music Raid Bundle
Scriptorium-Music Raid Bundle

Advertise Here

press to zoom
1/6